Saber trabajar en equipo es una característica imprescindible para triunfar en cualquier aspecto de la vida, incluido el profesional. Es por eso que toda empresa exitosa fomenta que sus empleados colaboren unos con otros y que los diferentes departamentos interactúen entre sí, coordinando acciones conjuntas de cara a mejorar el rendimiento de la corporación.

Grupos de trabajo hay muchos pero no todos logran alcanzar los objetivos propuestos. ¿Por qué?, ¿qué características tienen los que sí lo consiguen?

1. Metas específicas

Todos los miembros de un equipo deben conocer cuáles son las expectativas de su trabajo y mostrarse 100% comprometidos con la labor que van a llevar a cabo para cumplirlas.

2. En la variedad está el gusto

Los mejores resultados se consiguen tras un proceso de planteamiento y decisión de estrategias. Para garantizar el éxito de cualquier operación, lo ideal es que el equipo esté compuesto por profesionales con perfiles distintos, que aporten una visión propia para luego encajarla en el planteamiento grupal. Cuantos más puntos de vista diferentes haya, mejor será la forma de proceder y por tanto, los resultados obtenidos.

3. Definición de roles

Este punto también es sustancial ya que aunque el trabajo se desarrolle en equipo, cada miembro debe cumplir un rol determinado y con unas tareas específicas que estarán acotadas de antemano. Tener claro este punto evitará posibles roces entre los integrantes.

4. Papel de líder

El líder será la persona que actúe como guía o jefe del proyecto. Su conducta y sus palabras lograrán incentivar a los miembros del equipo para que trabajen en conjunto por una meta común.

5. Capacidad para proponer y decidir

Es importante que los equipos sientan que tienen cierta autonomía a la hora de tomar decisiones sobre su trabajo. Obviamente, el objetivo viene marcado por la empresa pero el verdadero activo son los miembros del grupo al que se le ha encomendado el proyecto concreto. Si se sienten maniatados y sin capacidad de maniobra, su implicación y compromiso se verán seriamente afectados.

6. Reconocimiento

Cuando las cosas salen bien y las metas se alcanzan, los miembros del equipo responsables de ese resultado deben ser recompensados tanto como unidad grupal, como de forma individual. Este refuerzo potenciará la motivación de los empleados y favorecerá que trabajen más contentos y en consecuencia, de forma más eficiente.

Fuente: http://noticias.universia.es/consejos-profesionales/noticia/2015/06/11/1126487/6-caracteristicas-equipos-alto-rendimiento.html

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *