A la hora de crear un proyecto arquitectónico para oficina, es importante no sólo vigilar la estética y funcionalidad del espacio, sino también su ergonomía.

Los trastornos del sistema osteomuscular y del tejido conjuntivo son frecuentes en la actualidad, y en México están clasificados como enfermedad de trabajo, definida por la Secretaría del Trabajo y Previsión Social como “todo estado patológico derivado de acciones continuas realizadas con motivo de las actividades desarrolladas en el trabajo, o por el medio en el que se encuentra el trabajador prestando sus servicios”.

Para evitar estos estados, es importante cuidar el entorno laboral desde su diseño. En lo que a mobiliario se refiere, aquí hay cuatro recomendaciones básicas y sencillas a tomar en cuenta a la hora de elegir las estaciones de trabajo.

Sillas

sillas

Para mantener un balance entre la distribución del peso y la postura del cuerpo, la elevación y el ángulo del asiento deben ser adecuados:

  • Los pies deben tocar el suelo.
  • La cadera debe quedar a un nivel ligeramente más elevado que las rodillas.
  • La parte posterior de las rodillas no debe tocar el borde del asiento.
  • Es necesario que el respaldo tenga soporte lumbar.

Un tip para ajustar la altura de cada silla es que el usuario se pare junto a ella y se cerciore de que el asiento está a la altura de sus rodillas.

Descansabrazos

descanbrazos

Es preferible que la silla tenga apoyo para los antebrazos, de modo que estén al mismo nivel que la muñeca y la mano mientras se escribe o se usa el ratón; el codo requiere estar ligeramente más arriba, haciendo un ángulo entre 90 y 120 grados. También hay descansabrazos portátiles que se pueden fijar a la mesa.

Escritorio

escritorio

La altura del escritorio tiene que garantizar que la parte superior de la pantalla de la computadora esté a la altura de los ojos, de manera que no haya necesidad de elevar o bajar la cabeza para mirarla. La distancia más cómoda entre los ojos y el monitor es de entre 45 y 60 centímetros. Si esto no es posible, hay monitores con “brazo” para ajustar su altura.

Superficie para el teclado

La superficie para colocar el teclado tiene que ser de 2.5 a 5 centímetros sobre los muslos y paralela al piso, o con una ligera inclinación hacia el cuerpo. La altura de esta plataforma respecto a la silla debe asegurar que los codos queden un poco más arriba que los antebrazos.

¡Contribuye a promover la salud en el trabajo!

¿Qué te parece?

Fuente: http://tecnolite.lat/blog/especialistas/4-tips-para-cuidar-la-ergonomia-en-proyectos-de-oficina/

Leave a reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *